La religión del amor

Creo en Jesucristo y en sus enseñanzas. No creo que haya habido ningún profeta, guía espiritual, maestro o como se le quiera llamar en la tierra, más claro y contundente en su mensaje, en una filosofía del amor, del perdón y del respeto a los demás. Sus discursos y su práctica eran claras y consecuentes