Marchar sin las FARC

Para el Senador Uribe era mucho más fácil y contundente invitar a marchar a los colombianos en contra de las FARC. Era más sencillo para él construir un solo mensaje y canalizar el gran miedo, rechazo y odio que sentía la mayoría de los colombianos por uno de los grupos más violentos del país: la guerrilla de las FARC.

 

Pero, para la marcha que él y su partido convocaron para el 1 de abril, era claro que ese no podía ser el tema central que motivara a los colombianos a salir a la calle, pues a pesar de generar rechazo, la guerrilla, hoy en proceso de dejación de armas, ya no producía el miedo de antes y los hechos de violencia que han generado estaban ya muy atrás para volverlos a tomar como tema central.

 

Inicialmente se habló de la corrupción como tema central de la convocatoria pero se hizo evidente que no era un tema que debiera tocar a fondo pues las preguntas “incómodas” llegaron rápidamente y no era posible esquivar las responsabilidades que también, y principalmente, lo han tenido a él y a  muchos de sus funcionarios, hoy  presos o prófugos, como principales responsables.

 

Luego se creó una larga lista de razones con las cuales se invitó a marchar: el fast track, la reforma tributaria, la Justicia Especial para la Paz, Venezuela, Maduro, la economía. Al final todas concluyeron en una: Santos. Sin duda la baja popularidad del presidente y los escándalos de corrupción que lo han involucrado recientemente eran la mejor razón para convocar a los colombianos a protestar, y así se hizo.

 

Sin embargo la respuesta del país no fue la misma de antes. Evidentemente Santos se merece miles de protestas, pero no produce el miedo y el odio que generaba la guerrilla en los colombianos y, por ende, la respuesta a la convocatoria del 1 de abril de este año fue considerablemente menor a la de años anteriores.

 

Uribe siempre ha sabido que, una vez superado el conflicto interno, su papel como “general de guerra” empieza a ser menos importante y que, además, su principal discurso político “la lucha contra el terrorismo” se pierde. Porque fue por esa promesa que los colombianos lo eligieron para gobernar: por el miedo a las FARC y por la promesa de derrotarlos y “protegernos” que siempre reiteraba.

 

A pesar de que esta convocatoria, como en las anteriores ocasiones, contó con un gran apoyo de medios como RCN, La W, El Colombiano y otros medios locales, la respuesta no fue la misma. Por alguna razón, aparentemente desinteresada, algunos de los principales medios nacionales, empezaron a preguntarles a sus audiencias si asistirían o no a la marcha, dieron entrevistas en horarios triple A a Uribe e incluso publicaron los mapas, recorridos, horarios y sitios de concentración de todo el país. ¿De cuando acá hay tanto interés de los medios por una marcha? ¿Por qué nunca han compartido los mapas de los recorridos de las marchas del 1 de mayo o del 8 de marzo o les han preguntado a sus audiencias como “tema del día” si tienen pensado asistir?

 

Los resultados de asistencia hablan por si solos. En Medellín, donde el uribismo ha tenido siempre su mayor respaldo, la asistencia pasó de cerca de 80 mil personas en 2016 a unas 50 mil en 2017, según cifras de la Revista Semana. Una cifra que considero muy superior a la real, pues  la Plaza de Cisneros tiene un aforo máximo de unas 22.000 personas y no logró llenarse por completo.  En otras ciudades como Bogotá los asistentes llegaron solo a unas 15.000 personas y Cali a 10.000. En otras de las 19 ciudades convocadas las marchas no pasaron de ser concentraciones con escasos asistentes.

 

Pero esto solamente comparando las cifras del año inmediatamente anterior, porque las diferencias con años mucho más atrás son realmente inmensas. En el 2008 la movilización en contra de las FARC fue considerada una de las más grandes de la historia del país. Las redes sociales jugaron un papel importante, pero sin duda fue tomada esta convocatoria y potencializada por el gobierno y sus medios aliados, que para esa ocasión eran muchos más. Ese 4 de febrero “los ríos de gente” no alcanzaban a ser registrados en una sola fotografía y las marchas fueron programadas, no en 20, sino en 193 ciudades de Colombia y del mundo, incluyendo países del medio y lejano oriente. Sin duda la pertinencia y popularidad del presidente “primer soldado del país”, estaba en su máximo apogeo.

 

Pero hoy la guerra con las FARC terminó, avanza un proceso con el ELN, y cada vez será más difícil para Uribe conseguir adeptos sobre su discurso de “la lucha contra el terrorismo”. Él lo sabe y por eso ha enfilado todas sus baterías hacía Santos como la principal y única razón de todos los males del país. Así como lo hizo en su momento contra las FARC, aplicando muy bien el “principio de simplificación y del enemigo único” que recomienda Goebbels en su manual de propaganda nazi.

 

Uribe ha usado a lo largo de su carrera la lucha contra las FARC como mecanismo distractor del país mientras, sistemáticamente, se lo roba, lo saquea y usa el Estado para beneficio propio y el de sus seguidores. Por eso ha estado en contra de los acuerdos de paz, pues necesita un “enemigo público” que genere miedo, odio y esa mezcla se convierta de nuevo en apoyo. Pero el tema de las FARC se le ha ido agotando, y se le esfumará cada vez más. Igual pasará con Venezuela, pues el tema del “castrochavismo”, también tiende a pasar a la historia, pues el vecino país no soportará por mucho tiempo el gobierno de Maduro.

 

El miedo moviliza más que el amor, porque el instinto de supervivencia está en lo más profundo de nuestro cerebro y no requiere de reflexión para activarse: solo necesita sentir miedo. ¿Qué hará Uribe sin las FARC, sin el ELN y sin Maduro para conseguir adeptos? O mejor ¿Qué sería capaz de hacer?

 

Fuentes de las cifras:

http://www.semana.com/nacion/articulo/marcha-del-1-de-abril-y-alvaro-uribe-velez/520618

http://www.semana.com/nacion/galeria/marcha-del-1-de-abril-en-medellin/520638

http://lasillavacia.com/historia/las-conclusiones-de-la-marcha-antisantos-60424

http://noticias.caracoltv.com/medellin/una-multitud-acompana-marcha-del-no-en-medellin

http://www.eltiempo.com/politica/partidos-politicos/marcha-del-uribismo-del-proximo-1-de-abril-contra-la-corrupcion-72168

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-3945957

http://www.elcolombiano.com/multimedia/videos/marcha-primero-de-abril-en-contra-de-la-corrupcion-AY6256929

http://www.elcolombiano.com/antioquia/marcha-del-1-de-abril-en-medellin-BA6255366

 

Comunicador social-periodista
Docente universitario
Persigo la utopía porque me hace caminar
Compartir: