Medellín cierra 2018 con aumento en cifras de homicidios durante tres años seguidos

 

Los homicidios (asesinatos) en Medellín han aumentado de manera alarmante durante los últimos tres años (2016, 2017 y 2018), los cuales coinciden directamente con la gestión del actual alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga quien recibió su cargo en enero de 2016. Desde ese mismo año la tendencia en la reducción de los homicidios, que había traído la ciudad de manera consecutiva desde el año 2009, no sólo se detuvo sino que empezó a retroceder. Pasamos de tener 496 homicidios en 2015 a 602 en lo que va corrido del 2018, cifra que muy segura y lamentablemente aumentará durante las últimas festividades del año. (ver gráfico 1).

 


Gráfico 1: Elaboración propia. Fuente: SISC y Medicina Legal.

 

Las medidas tomadas por el mandatario, como la militarización de algunos barrios y comunas de Medellín, así como los grandes recursos invertidos en seguridad no han logrado tener el efecto que se esperaba en la ciudad y los homicidios han seguido aumentando de una manera dolorosamente alta, pues entre estos años el aumento acumulado es del 21%, lo que equivale a 106 homicidios de diferencia.

Lo más preocupante es que en Medellín las cifras venían en un claro descenso desde el año 2009 hasta el 2015, pasando de 2.186 homicidios a 496, lo que equivale a cerca de una cuarta parte. ¿Qué fue entonces lo que generó que se detuviera el descenso de los homicidios en la ciudad? Algunos analistas coinciden en que existe una relación directa entre este cambio en las cifras y la concepción de seguridad que ha querido implementar el alcalde, basada fundamentalmente en la inversión en la fuerza pública y en las medidas de choque, pero desconociendo el concepto de seguridad integral o humana que involucra aspectos sociales, culturales y, por supuesto, el acompañamiento a las comunidades y la inversión social como bases de la construcción de la convivencia y el respeto por la vida. (Ver informe del Observatorio de Seguridad Humana de Medellín https://bit.ly/2ESZf8L)

 

La percepción ciudadana también sigue bajando
A pesar de que en las redes sociales pareciera que el nivel de aceptación de la ciudadanía a la gestión del alcalde es alta, no solo las cifras concretas de los resultados sino las encuestas de percepción ciudadana dicen otra cosa y plantean la disminución de la percepción ciudadana frente a la seguridad en la ciudad.

 


Gráfico 2. Variación de la percepción de la seguridad en Medellín.
Fuente: Medellín Como Vamos.

Según la Encuesta de Percepción Ciudadana elaborada por Medellín Cómo Vamos, la percepción de seguridad que tienen los habitantes de Medellín también ha ido bajando considerablemente en los últimos años. Para inicios de 2016 estaba en un 51% de percepción favorable pero luego pasó al 47% y cierra el 2018 con sólo un 41%, lo que significa que cerca del 60% de los habitantes de Medellín tienen una percepción negativa de la seguridad en Medellín. (Ver tabla 2).

 

Otros cifras que arrojó la Encuesta de Percepción Ciudadana plantean que la percepción de la seguridad en los barrios de residencia también ha disminuido pasando del 75% en 2015 al 66% en 2018 de percepción favorable de la seguridad; y con respecto a la cantidad de ciudadanos que han sido víctimas de delitos en Medellín el 15% manifestaron que sí fueron víctimas en 2018, frente a un 12% en 2015.

 

Los delitos y las trampas montadas desde la Alcaldía de Medellín

 

Un Secretario de Seguridad preso por apoyar delincuentes
Es bastante contradictorio que un alcalde afirme en medios de comunicación y en sus redes sociales que “no tiene tregua contra los delincuentes”, mientras que su Secretario de Seguridad, quien es precisamente la persona de más alto rango al interior de la Alcaldía y responsable de implementar dicho mensaje, es detenido y condenado por brindarle información privilegiada a algunos líderes de la denominada “Oficina de Envigado”; precisamente la organización criminal más grande de la ciudad y la que se considera la principal estructura a combatir por las autoridades de Medellín. Eso fue lo que ocurrió en 2017 (ver artículo: https://bit.ly/2Q3Jhtz), mientras que el alcalde perseguía “fleteros” y publicaba los videos en redes sociales, mostrándose como el gran justiciero de Medellín. Una cortina de humo que era necesaria ante el hecho real de que su secretario de Seguridad mantenía nexos con quienes decía combatir.

 

Redes Sociales con perfiles falsos pagados con recursos públicos
¿Por qué en las redes sociales pareciera que hay una percepción diferente de la gestión del alcalde? Seguramente a usted (como a mi) le ha pasado que al realizar una crítica en redes sociales (especialmente Twitter) sobre la negativa gestión del alcalde Federico Gutiérrez, recibe inmediatamente cierta cantidad de respuestas respaldando su gestión y reprochando sus comentarios. En parte esto ocurre por lo que el periódico De la Urbe denunció en un artículo titulado: “La Bodega de Fico” y el cual luego fue reconocido con el premio Simón Bolívar de periodismo 2018.

 

Entre otras graves irregularidades el artículo periodístico denunciaba que: “son cuentas de Twitter falsas dedicadas a intervenir en política y fueron creadas por el equipo de redes sociales de la Secretaría de Comunicaciones de la Alcaldía de Medellín”. (ver artículo: https://bit.ly/2T9iYnU), desde las cuales se atacaba a concejales y se apoyaban los contenidos y mensajes del Centro Democrático. El artículo también señala que, precisamente una persona contratada por la Secretaría de Comunicaciones llamado Mateo Gómez, también tenía un contrato con ese partido para administrar sus redes sociales.

 

Las falsas declaraciones sobre los resultados en seguridad
A pesar de lo contundente de las cifras en el aumento de los homicidios y los resultados de la Encuesta de Percepción Ciudadana realizada por Medellín Cómo Vamos, el alcalde Federico Gutiérrez publicó en su cuenta de Twitter mensajes en los cuales argumenta que tiene los mejores indicadores.

 

 

Este mensaje fue publicado por en la cuenta del alcalde el 11 de diciembre de 2018 y habla de tener “la tasa de homicidios más baja de los últimos cinco gobiernos”, en una clara intención de confundir al ciudadano frente los reales resultados de su gestión en materia de seguridad y es el aumento constante de los homicidios desde que se posesionó como alcalde, como claramente lo muestran las cifras ya citadas. (ver mensaje de Twitter: https://bit.ly/2GK8nyt).

 

 

Epítome
Las cifras en Medellín de homicidios van en aumento desde el año en que Federico Gutiérrez tomó posesión como alcalde de Medellín y, a pesar de que su discurso de seguridad fue uno de los que más votos le dio, los resultados no solo han sido negativos en casi todos los frentes sino que su propio Secretario de Seguridad fue condenado por brindar apoyo a líderes de los grupos ilegales. Los esfuerzos por conservar una imagen positiva y evitar las críticas lo han llevado incluso a implementar estrategias en redes sociales basadas en perfiles falsos y campañas de desprestigió, a quienes son críticos con su función, que fueron pagadas con recursos públicos. Mientras Federico Gutiérrez se preocupa por su imagen y usa mensajes que inducen al engaño, la ciudad se desangra y las muertes aumentan sin una acción institucional integral y coherente.

 

 

 

Comunicador social-periodista
Docente universitario
Persigo la utopía porque me hace caminar
Compartir: