Por qué digo Sí:

  1. Empatía: Por un inmensa capacidad de escucha y de ponerme en los zapatos de los otros y otras y comprender y valorar sus realidades.
  2. Coherencia: He dedicado mi vida a construir una política distinta, donde los ciudadanos y ciudadanas seamos los protagonistas y sean escuchados y escuchadas las voces de las Victimas, de los LGBTI, de los jóvenes, de las mujeres. He trabajado 10 años para celebrar un momento como este y quiero dedicar mi vida a hacer del sí la mejor oportunidad para nuestro país.
  3. Afectos: Porque me he propuesto que la polarización no me gane y he entendido que el sí y el no, los apellidos y colores, no son más que una estrategia de unos pocos para obturar y minar nuestras redes y vínculos sociales. La polarización es el peor de los daños psicosociales y ante eso mi antídoto es el afecto, no graduó a mi opositor como enemigo, agradezco el que pensemos distinto, la diferencia me hace fuerte, me exige, me reta, me alimenta.
  4. Familia: Por mi familia, porque mi papá y mi mamá nos han hecho hijas de La Paz, siempre nos han enseñado a dialogar, a respetar nuestros gustos, nos han dejado decidir, nos han enseñado que no hay nada más gratificante que ayudar. Por los amigos y amigas que son la familia que uno elige con los años y que nos queremos y admiramos aunque no pensemos igual. Por mi familia de Compromiso Ciudadano, que ha sido mi escuela y me ha ayudado a formar mi carácter político, y por la Familia Amado Tamayo, porque es el mejor Sí que he dado y es mi mejor apuesta de futuro.
  5. Esperanza: Por Manuela, María José y Simón; mis sobrinos, porque los amo y me llenara de orgullo contarles en unos años que di mi Sí para su futuro. Por poder soñar y trabajar por derrotar las inequidades, porque quiero ser parte de la solución.

Me siento muy feliz de dar mi Sí, mi voto democrático y responsable, para seguir trabajando por Mi País.

Compartir: